i. Sentados a la mesa

Mesa de madera y fierro, residuos mineros, pintura industrial.

Medidas variables.

2017

ii. Enemigos Pasivos

Residuos mineros, cajas de madera, pintura industrial.

Medidas variables.

2017

iii. Caminantes de otro lugar

Fierro, cajas de madera, cuerda, bengalas de humo.

Medidas variables.

2017

P L A N   D E   C I E R R E   [   S H U T D O W N  ]

Curated by Paula Solimano

 

In order to raisa awareness about the impact of large industries on the environment, visual artist Marco Bizzarri is opening his show “Plan de cierre” [Shutdown] in the town “Los Choros” in the IV region of Coquimbo, vindicating the role of fine art in the political-economic scenario.

 

Composed by three large-scale installations and more than a thousand mining residues, “Plan de cierre” [Shutdown] is the result of an on-site investigation of more than a year in which the artist learned about the environmental damage generated by the different industries in the area, particularly the mining industry.

 

This exhibition culminates the inaugural project of “Centro ARC”, a new space for contemporary art which has a program of artistic residencies directed by Rosa Velasco and whose purpose is to decentralize artistic production and open debates about problems that afflict the less connected areas of Chile.

-

Con el fin de generar conciencia en torno al impacto de las grandes industrias en el Medio Ambiente, el artista visual Marco Bizzarri inaugura su muestra “Plan de Cierre” en el pueblo “Los Choros” en la IV región de Coquimbo, reivindicando el rol de las artes visuales en un escenario político-económico.

 

Compuesta por tres instalaciones a gran escala, y más de mil residuos mineros, “Plan de Cierre” es el resultado de una investigación in situ de más de un año, en donde el artista conoció la realidad del daño medioambiental generado por las diferentes industrias de la zona, principalmente la minera.

 

Esta muestra culmina el proyecto inaugural de "Centro ARC”, un nuevo espacio para el arte contemporáneo que cuenta con un programa de residencias artísticas dirigido por Rosa Velasco y que tiene como propósito descentralizar la producción artística y abrir debates en torno a problemas que aquejan zonas menos conectadas de Chile.

PLAN DE CIERRE EN FRAGMENTOS

Textos por Paula Solimano

i. Sentados a la mesa

Mesa de madera y fierro, residuos mineros, pintura industrial.

Medidas variables.

2017

 

Una mesa redonda hospeda más de doscientos restos metálicos. Éstos provienen de diferentes zonas del pueblo; han dejado atrás sus hábitats corrientes –que a estas alturas ya consideran naturales-, y han abandonado las funciones que desempeñaban para con el resto de los vivos e inertes, para emprender un viaje de encrucijadas y caminos solitarios.

 

Migran porque ha llegado la hora de reunirse. De reunirse en torno a la mesa familiar. Vienen a compartir alimentos sobre la mesa, conversar sobre la mesa, profundizar el conocimiento para con otros sobre la mesa. Pero, ¿qué ocurre si esta mesa está rodeada por terceros que vigilan el espacio íntimo que la misma ritualmente ha creado?

 

En ‘Sentados a la mesa”, la función simbólica del soporte dialoga con la forma física que ella toma: la mesa familiar se transforma en la mesa redonda - un espacio para la discusión de ideas y creación de proyectos comunes, en la que todos participan de manera no jerárquica. Sin embargo, su forma extendida debilita la posibilidad de que todas las demandas sean atendidas, y el lugar en que se emplaza, expuesta a la supervisión de externos, hace que entre los intereses colectivos que sobre ella se plantean se infiltren los intencionados por otros.

 

 

ii. Enemigos Pasivos

Residuos mineros, pintura industrial.

Medidas variables.

2017

 

Cientos de residuos mineros son removidos de sus entornos y congregados sobre una explanada común que no ofrece otra cosa que estabilidad y permanencia. Forman parte de una masa disforme que contempla a sus participantes como anónimos, iguales, genéricos: son números que suman en una mayoría cuyo único fin es el de hacerse notar.

 

Las historias particulares de estos objetos llevan años suspendidas entre las gruesas capas de óxido y tierra, ignoradas por ser lentas, silenciosas y tristes. Y ahora, son sofocadas por una capa de pintura, que por ser colorida, alegre y viva, tiene la última palabra. Enemigos pasivos, receptores de acciones de terceros, permanentemente optan por roles sumisos ante el control de otros. Nunca activos, nunca autónomos.

 

Batalla entre soporte y materia. ¿Cómo identificar las intenciones de lo colorido, si tiene el poder de distraernos de realidades inconvenientes, pero también de actuar como socorro de estas mismas? Exijamos el apellido de nociones sueltas: colores activos sobre residuos pasivos. Si entendemos estos pasivos como Pasivos Ambientales Mineros -instalaciones, restos o depósitos de residuos producidos por operaciones mineras, que constituyen un riesgo para la salud de la población y el ecosistema circundante-, ¿cómo apellidamos el recurso del colorido?

 

 

iii. Caminantes de otro lugar

Fierro, cajas de madera, cuerda, bengalas de humo.

Medidas variables.

2017

 

Vislumbramos una señal de humo: un área despoblada y abandonada quiere comunicarse con otra. Está con nosotros aquí, actual y vigente; solo que ha escapado virtualmente de este marco temporal para tomar el despechado recurso del humo, cuyo mensaje se emite siempre de forma vaga, aletargada e inexacta.

 

La historia se cansa: ¿por qué insisten en comunicarse por medio de nubes coloridas, si les he entregado herramientas tan personalizadas y desarrolladas, y las he puesto, literalmente, en sus manos? La distancia entre sujetos se hace por día más corta, pero hay quienes tercamente intentan preservarla en un acto desesperado de nostalgia.

 

Nitidez no siempre equivale a claridad, inmediatez no es sinónimo de presencia, y visibilidad pocas veces conduce a acción. “Caminantes de otro lugar’ revisa los medios de comunicación vigentes y expirados, y elige una estrategia arcaica para expresar una situación de soledad y emergencia, junto la necesidad de crear una plataforma de comunicación en que estos mensajes puedan ser efectivamente emitidos y respondidos.